Exposición Temporal

Elemental, la historia de Sherlock Holmes.

Exp.Temp. MUNIC Elemental 01
Exp.Temp. MUNIC Elemental 02
Exp.Temp. MUNIC Elemental 03
Exp.Temp. MUNIC Elemental 04
Exp.Temp. MUNIC Elemental 06
Exp.Temp. MUNIC Elemental 07
Exp.Temp. MUNIC Elemental 08

Cuando pensamos en Sherlock Holmes nos vienen irremediablemente a la cabeza una serie de objetos: una pipa, una capa, un violín y una gorra de cazador de ciervos, así como una forma muy personal de resolver los asesinatos, el método científico. Sir Arthur Conan Doyle (1859-1930) nos presentó por primera vez a su personaje de ficción en «Estudio en escarlata» (1887), en donde el lector descubrió asombrado que su forma de trabajar era muy diferente a como nos tenía acostumbrados Scotland Yard, porque era capaz de ver lo que ellos no veían.
A lo largo de sus 56 aventuras cortas y sus 4 novelas largas, Holmes utiliza la mente de una manera muy original, aplicando el método propio de los laboratorios a los oscuros y vaporosos callejones londinenses. La «novedosa» metodología se basaba en un agudo poder de observación, seguido de la formulación de una hipótesis, que debía ser verificada o contrastada. De hecho, una de las citas más memorables del sabueso de Baker Street, resume a la perfección su método:
«Cuando se ha eliminado lo imposible, lo que queda,
por improbable que sea, debe ser la verdad».
Su sistemática de trabajo es imperecedera y tiene un atractivo irresistible, a pesar de que se fundamenta en algo que puede presuponerse a priori trivial: la observación.
La exposición ambiental y experiencial impulsada por la ciencia invitará a los visitantes a adentrarse en las calles de Londres, oscuras, sombrías, misteriosas, y seguir los pasos de Sherlock Holmes, la creación literaria de Sir Arthur Conan Doyle.
Doyle, médico de profesión e investigador curioso, defendía un enfoque científico de la investigación criminal en un momento en que estas técnicas forenses se estaban incorporando lentamente al trabajo policial cotidiano. Con astuta observación, cuidadoso análisis e ingenio, transformó los siniestros crímenes y robos que se apoderaron del Londres victoriano en fascinantes historias de misterio, cuya complejidad solo fue superada por las magistrales soluciones desarrolladas por Sherlock Holmes y su amigo el Dr. John H. Watson.
La exposición reúne piezas originales, piezas procedentes de Gran Bretaña del siglo XIX, ilustraciones, instalaciones artísticas, … con el fin de crear una apuesta importante para el visitante y amante sherlockiano.
Como colofón, un suceso trágico ha ocurrido en el Museo, y los visitantes deberán entrar en la piel de Sherlock Holmes y comprobar si llegan a las mismas conclusiones que nuestro afamado detective.
Sin duda una exposición para disfrutar solos o en familia, para todos los públicos y que esperamos os guste.

Comisaria Exposición y museóloga: Silvia Blanco Iglesias